cómo diseñar una tarjeta de visita

¿Cómo diseñar una tarjeta de presentación?

Para todas las empresas o autónomos las tarjetas de presentación son un elemento valioso que permite hacer negocios. Este tipo de tarjetas son una gran oportunidad para generar una impresión memorable en quien la recibe, porque brinda información de contacto y de la empresa que estas representan.

Lo ideal es que tengas siempre a la mano tarjetas de presentación para entregar a tus clientes, y así podrás potenciar tu marca o productos. Sin embargo, es importante considerar algunos aspectos importantes al momento de diseñar una tarjeta de presentación, los cuales vamos a conocer hoy.

cómo diseñar una tarjeta de visita

Consejos para diseñar una tarjeta de presentación

Las tarjetas de presentación son básicamente un trozo de papel donde está la información de la persona o empresa que la entrega. Sin embargo, el diseño debe fundamentarse en algunos aspectos importantes para que la tarjeta de presentación cause el impacto que se busca:

Identidad de la marca

Es importante incluir en la tarjeta los elementos más relevantes de la identidad visual de la empresa. Lo ideal es que se utilice el logo de la empresa, los colores y las formas adecuadas, además de encontrar patrones sutiles para crear un diseño único.

En caso de que tu empresa aún no cuente con un patrón visual, tienes la libertad total para crear un diseño único y sin igual. Siempre se debe proyectar una imagen profesional de tu marca para causar una buena impresión en tus clientes.

Formato

Es importante fijarse en el formato de la tarjeta que mejor se adapte a tu negocio, y considera que dependiendo del formato el coste puede subir o bajar. Para iniciar puedes optar por un diseño minimalista, y por tarjetas básicas, puesto que estas te pueden resultar más baratas.

Cuando tu empresa crezca, podrías optar por crear una tarjeta más profesional, y que incluya más elementos. Sin embargo, dependiendo de lo que incluya la tarjeta esto afectará el coste de la misma.

Debes crear un diseño creativo

Es importante ser creativo con los diseños, pero es vital que las tarjetas tengan el concepto correcto, para que no vayan a tener un diseño que no represente a la empresa. Lo ideal siempre es transmitir una imagen lo más profesional posible, y que esta permita que tus clientes se conecten con tu empresa.

La creatividad también debe tener sus límites, por lo que no exageres en el concepto de tu tarjeta de presentación. Trata siempre de mostrar una imagen profesional, y adaptada por completo a lo que haces.

Legibilidad

La información de las tarjetas de presentación debe ser legible, porque esta debe poder leerse fácilmente. Si una tarjeta no se puede leer fácilmente los clientes potenciales simplemente no se podrán en contacto contigo. Por este motivo, siempre se deben usar textos con un tamaño suficiente y que tengan un buen contraste para que sean totalmente legibles.

Usa una guía de colores

Es importante conseguir un patrón de colores que sea armónico y que permita conseguir siempre un diseño agradable visualmente. Cuando escojas un patrón de colores sabrás exactamente cómo quedarán los diseños una vez que estén impresos en el papel.

Deja el margen de corte

Un error bastante común al diseñar las tarjetas es no dejar el margen suficiente para el corte, lo que hace que se termine cortando el diseño. Es importante dejar alrededor de 5mm por cada lado de la tarjeta frente al tamaño real de la tarjeta, para evitar problemas en el corte.

Cuando se van a cortar las tarjetas, las cuchillas no siempre serán exactas, por lo que pueden correrse un poco. Por lo tanto, es importante dejar un margen suficiente para evitar que tu diseño termine arruinado.

Verificar los datos antes de imprimir

Es crucial verificar que todos los datos estén bien escritos antes de realizar la impresión de la tarjeta. Revisa un par de veces para asegurarse de que todos los datos sean correctos, puesto que un error en los datos puede llegar a arruinar todo un lote de tarjetas.

Imprime muestras antes de enviar a la imprenta

Lo ideal es que antes de enviar tus tarjetas a la imprenta realices una impresión de una muestra para verificar que todo ha quedado bien. Siempre es mejor visualizar en tamaño real los textos, logos y otros elementos de la tarjeta para que puedas saber cómo quedarán. Las pantallas no siempre son fiables en este sentido porque no te mostrarán el tamaño real.

Presupuesto

Antes de imprimir tus tarjetas, tendrás que fijarte en el presupuesto que tienes para las tarjetas, porque así se establecerá lo que se puede hacer y lo que no. Algunas tarjetas pueden llegar a ser muy profesionales y con elementos que les aportan mayor durabilidad.

Sin embargo, para la mayoría de empresas que están iniciando estas no suelen ser la primera elección porque el coste será muy elevado.

Para ahorrar en costes puedes optar por las tarjetas de presentación virtuales

Para las empresas que están iniciando ahorrar en costes puede ser algo crucial, y es allí donde las tarjetas de presentación virtuales pueden llegar a ser un acierto. Estas tarjetas se pueden diseñar online y se comparten sin necesidad de utilizar papel, directamente al móvil de los clientes.

Esta es la evolución de las tarjetas de presentación, y pueden ahorrarte mucho en costes, especialmente si las haces en Caards.pro. Estas tarjetas incluirán toda tu información, y no se deterioran o se pierden, porque estarán siempre en el móvil de tu cliente, y se pueden compartir fácilmente mediante un código QR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *